Loader

Hablemos de nutrición natural

 

Nosotros basamos nuestra dieta en la de los mejores atletas del mundo: los kenianos.

La base es muy sencilla: como atleta necesitas mucha energía a la que necesitas acceso de inmediato. Para la carrera a pie (a no ser que sea de distancia ultra) necesitas carbohidratos. En Kenia la dieta típica consiste en ugali (= maiz), arroz, alubias y fruta fresca. También les encanta el té con (mucha) azúcar.

Aquí en España, tenemos la oportunidad de variar más en nuestra dieta pero la base sigue siendo la misma. A nosotros personalmente nos gusta comer mucha fruta, sobre todo los plátanos nos encantan. La fruta tiene como ventaja que no solamente nos aportan los carbohidratos necesarios, también contiene muchos minerales y vitaminas, lo que es importante para la recuperación y la salud en general. Al lado de toda la fruta que ingerimos, comemos mucho arroz, muchas legumbres y variamos bastante en las verduras. Intentamos de seguir las temporadas y escoger alimentos locales.

Una dieta equilibrada y apta para corredores también contiene proteínas y grasas saludables. Comer suficiente proteínas no es ningún reto, aunque parezca estar de moda todos los suplementos proteicos. Las alubias y las nueces son ejemplos de fuentes excelentes de proteínas vegetales.

Al respecto de las grasas, intentamos limitar las grasas refinadas (= los aceites). Las nueces y los aguacates son ejemplos de alimentos que contienen las grasas necesarias para el cuerpo e igualmente te ofrecen muchos minerales y vitaminas.

Las esencia es muy sencilla: la naturaleza te ofrece exactamente lo que tu cuerpo necesita. Comer sano y variado no tiene que ser costoso. Es fácil y rico.

Os ponemos tres ejemplos prácticos:

Ejemplo (día con 1+ entrenamiento)

En los días donde se entrena 1 vez o más veces al día, la planificación de tus comidas es muy importante. Es evidente que los garbanzos son sanos pero mejor no comerlos justo antes de tu entrenamiento de series…

Si entrenas por la mañana y no lo haces de ayunas, es importante comer algo ligero con azúcares rápidos: una tostada con mermelada, plátanos,… Evita comer grandes cantidades y demasiada fibra.
Si entrenas por la tarde, el desayuno puede ser más voluminoso y contener más fibra: avena con plátano y nueces, tostada integral con humus o aguacate,… Estos alimentos se digieren más lento y te hacen sentir lleno durante más tiempo.
Después del entrenamiento lo más importante es comer y beber algo (ligero) lo más antes posible. En la literatura llaman los primeros 30’ después de entrenamiento ‘la ventana abierta’ (open window), lo que significa que en esos 30’ tu cuerpo es capaz de sacar los elementos nutritivos de tus alimentos de manera muy eficaz. Esto tiene como consecuencia, que recuperaras más rápido. Resulta que un bowl de corn flakes con leche de soja o un cola cao, te da los mismos resultados en cuestión de recuperación que los recovery shakes caros. Para nosotros los batidos de plátano con frutas rojas, forman la combinación ideal de carbohidrato, proteína y antioxidantes.
Después del entrenamiento, preferiblemente la cena, fíjate bien en las legumbres y las verduras. Ahora es importante comer suficiente fibras y nutrir tu cuerpo con todas la vitaminas que te ofrece la comida natural. Ejemplos son los curry’s de verduras, chili sin carne con arroz o un buen plato de lentejas lleno de verduras.

Ejemplo día de descanso

Los días de descanso son días de recuperación, son los momentos en los que tu cuerpo se pone más fuerte. Siendo atletas de nivel élite entrenamos hasta dos veces por día pero cada semana tomamos nuestro día de descanso. Durante esos días, intentamos dormir un poco más y nos aseguramos de comer lo más natural posible: fruta, legumbre, verduras, nueces,… Comemos del desayuno a la cena lo más variado posible. Ahora no tenemos que poner atención al contenido de fibras porque nada nos puede sentar mal. Respeta tus días de descanso: son cruciales para alcanzar tus retos.

Ejemplo día de competición

Nosotros participamos en carreras cortas hasta máximo 1,5 horas. Esto quiere decir que nuestros duatlones, triatlones y carreras a pie son bastante explosivas. Las quieres empezar con el tanque lleno pero con estomago vacío. En general desayunamos con un batido de plátano o unas tostadas con mermeladas si la competición es por la mañana. El día antes, hemos comido lo suficiente para tener los músculos llenos de glucógeno. Antes de la competición, nos tomamos todavía un gel natural de la marca Innerme (100% natural + vegano). Durante la competición igualmente ingerimos un gel y nos llevamos 300ml de agua en el bidón en la bici. Después de la competición, intentamos comer algo lo más rápido posible. Lo más fácil para nosotros son la barritas de la marca Innerme. Las digerimos bien y también estas barritas son 100% natural. Una vez en casa, comemos arroz o pasta con muchas verduras y algo de garbanzos o lentejas para una recuperación óptima.

Sin Comentarios

Lo siento, el formulario de comentarios está cerrado en este momento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies